Saltar al contenido

Cómo superar el Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

El síndrome obsesivo compulsivo (TOC), es un trastorno de la conducta o de los pensamientos  que conlleva a problemas de ansiedad. Puede ser confundido con las fobias más no es lo mismo.

Consiste en repetir una conducta de forma constantemente igual, es decir, hacer de su ejecución un ritual. Estas conductas puedes ser observables, tal es el caso de las conductas motoras como asearse las manos repetidas veces. Las conductas cognitivas, que se refieren a los rituales de pensamiento que no pueden ser observados fácilmente, pero deben ser tratados de igual forma.

Una persona que padece TOC presenta pensamientos angustiantes referentes a una realidad específica (como superar el toc religioso), estos pensamientos se denominan obsesiones.  Sienten la necesidad  de repetir continuamente sus obsesiones buscando así eliminarlos de su mente. Estos procesos de repetición  se denominan compulsiones.

Con frecuencia los síntomas se inician entre la infancia y la adolescencia. Se piensa que pueden tener origen en relación a antecedentes familiares con este trastorno o a la influencia de padres controladores y sobreprotectores.

Cuando en la niñez y adolescencia la autoestima no es reforzada, la persona se encuentra vulnerable a padecer ansiedad, inseguridad y con mucha facilidad aparecen los pensamientos negativos y angustiantes llegando a ser trastornos obsesivos y compulsivos en la adultez.

A menudo podemos ver personas cuyo temor a contraer enfermedades de contagio los lleva a actitudes exageradas de protección; usar guantes permanentemente, tapabocas, limpiar exageradamente todo lo que les rodea.

El TOC puede llegar a ser un factor dominante y hasta incapacitante en la vida de una persona, es imprescindible su atención médica en las que se combinan tratamiento medicinal y terapéutico. A continuación te damos algunas recomendaciones para el trastorno obsesivo compulsivo: 

Cómo superar el Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

¿Se puede curar toc sin medicacion? Antes que nada debes estar consciente y aceptar que padeces de trastornos obsesivos y compulsivos. Una vez aceptada tu realidad debes someterte a  evaluación Psiquiátrica y Psicológica en búsqueda de lograr las siguientes metas y formas de vencer el toc:

1. Decidirte a vencerlo y convencerte de que es posible superarlo

¡Yo supere el trastorno obsesivo compulsivo! Para lograrlo tendrás ayuda terapéutica que te inducirá a afrontar tus ansiedades de manera diferente a como habitualmente lo haces. Mediante una serie de ejercicios te ayudaran a cambiar progresivamente tu manera de pensar, actuar y sentir en relación a lo que te causa ansiedad.

Los pensamientos obsesivos generalmente te ocasionan temores de que sucederán cosas malas o desagradables. Debes aprender a perderle el miedo a tus pensamientos, a saber que el hecho de pensarlos no significa que serán una realidad. En relación a los rituales compulsivos, debes ir cambiando la forma en que  lo haces, buscando su eliminación definitiva y sabrás como salir del toc rápidamente ¿No sabes cómo superar el Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)? tomar una decisión inicial puede resultar el primer paso.

2. Tener convencimiento de lo irracional de tus preocupaciones

Tu mente está invadida por la idea de llevar a cabo determinados rituales que de no hacerlos ocurrirán cosas malas para ti y los que te rodean; por ejemplo, te impones   la obligación de todas las noches pasar llave a todas las puertas de la casa porque si no lo haces pueden entrar ladrones y hacerle daño a tu familia y a ti.

Debes convencerte que si no lo haces, no ocurrirá nada de lo que te imaginas, esa percepción es falsa, prueba a no hacerlo y lo único que pasara es que te sentirás nervioso. Quizás llegues a pensar que no soportaras la angustia de que algo pase porque no cumpliste con tu ritual, pero eso también es falso, lo soportaras y comprobaras que no sucedió nada de lo que pensabas podía suceder.

Piensa que en ocasiones te ha sido imposible cumplir tu ritual y no ha sucedido nada. Lo importante es que concientices que esa percepción de miedo esta solo en tu mente no es una realidad.

3. Ten claridad en que tus rituales no son la única manera de disminuir tu ansiedad.

Los rituales te tranquilizan al momento pero a la larga agravan tu problema. Es importante que cuentes con ayuda para modificar tus hábitos compulsivos hasta que llegues a eliminarlos, esto reducirá tus estados de ansiedad.

Como todo paciente de TOC estarás convencido de que solo tus rituales evitaran tu ansiedad, pero descubrirás que existen otras formas como la distracción, el control de tu respiración, en resumen existen muchas otras maneras de superar tu problema pero tu disposición a superarlo será la mayor aliada para lograrlo.

4. Pierde el miedo a tus pensamientos

En conocimiento de lo irracional de esos pensamientos, debes enfrentarlos como pensamientos sin sentido, negativos que no representan ningún peligro real. Tienes que perder el miedo a que reaparezcan en tu mente y estar convencido de que por solo pensarlo no  sucederán.

La mente es libre de pensar cualquier cosa mala, pero hay que tener claro que son temores irracionales que podemos rechazar y quitarle poder en nuestras vidas.

En muchas ocasiones, cuando vamos al banco pensamos que alguien puede estar vigilando para robarnos y salimos de allí queriendo volar, viendo un ladrón en cada cara fea, eso es una obsesión a la que debemos enfrentarnos, perder el miedo a ese pensamiento y demostrarnos a nosotros mismos que por el hecho de pensarlo no se hará realidad. Darnos cuenta que nuestros temores nos están destruyendo la tranquilidad es el primer paso para colaborar en búsqueda de eliminarlos para siempre y llegar a ser libre y feliz.

Una vez que hayas concientizado tu trastorno conductual y estés decidido a erradicarlo de tu vida comienza a darle cabida a otras acciones que te generen bienestar emocional en vez de angustias y te ayuden a eliminar tus temores internos.

  • Réstale tiempo a tus rituales compulsivos y súmaselos a cultivar las relaciones con familiares y  amistades. Te sentirás menos solo y poco a poco te darás cuenta que tus rituales no son indispensables y solo consiguen hacerte la vida más tediosa y también a los que te rodean.
  • Libérate de la prisión a la que tú mismo te has condenado, no temas a la libertad, no eres culpable de nada, los límites solo están en tu mente.
  • Libérate de la dependencia, demuéstrate que eres capaz de sobrevivir satisfactoriamente sin depender de la protección de otras personas. Generalmente los que padecen TOC son dependientes de la protección materna, lo que los hace inmaduros e inseguros en su adultez.
  • No ignores tus pensamientos negativos, no huyas de ellos. La clave está en enfrentarlos, exponerte reiteradamente a ellos, hasta lograr que dejen de causarte  angustias. Cuando lo hayas logrado se convertirán en pensamientos normales que no te causaran temor alguno al traerlos a tu pensamiento.

Los especialistas en tratar estos trastornos evaluaran la necesidad de indicar tratamiento:

5. Psicofarmacológico

En febrero de 1996 la FDA  en los estados unidos, otorgó la aprobación de indicar clomipramina,  fluoxetina y fluvoxamina en el tratamiento de pacientes con TOC, convirtiéndose en la principal elección en lo que a tratamiento  farmacológico se refiere.

Este tratamiento no es del todo efectivo para eliminar de raíz el trastorno, su mejoría la mayoría de las veces es parcial y no completa.

cómo superar el Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

6. Educación psicológica para familiares y pacientes con TOC

Los familiares de personas con TOC deben estar en conocimiento de los tratamientos psicoterapéuticos y farmacológicos con los que se está  tratando la problemática de su familiar, al igual que los objetivos a lograr y las pautas a seguir.

  1. Los familiares deben reconocerles cada avance que logren y evitar las críticas.
  2. El apoyo familiar debe estar encaminado a ayudarlo a hacer lo que este a su alcance, sin obligarlo pero sin manifestar lastima y mucho menos ceder a sus rituales compulsivos.
  3. Deben entender que la mejoría puede no ser constante y en consecuencia deben evitar hacer comparaciones entre sus logros diarios.
  4. No hacer del paciente  con TOC el centro de atención, la relación familiar debe ser equitativa entre todos sus miembros.

Las relaciones familiares o conyugales suelen verse afectadas por el alto nivel de interferencia que ocasionan las rutinas domésticas. Debido a esto las personas que rodean a un paciente de TOC no solo necesitan capacitación para ayudarlo sino que también ellos mismos necesitan apoyo emocional para soportar la convivencia y las exigencias que implica la terapia.

7. Entrenamiento en Habilidades Sociales

Las habilidades sociales, son comportamientos y actitudes adquiridas de manera natural, que también pueden ser aprendidas y llevadas a cabo en las relaciones interpersonales en base a normas sociales y tienen como objetivo lograr aceptación social.

El desarrollo de estas habilidades tiende a lograr un mejor acople psicosocial de la persona que permita evitar episodios de aislamiento, sentimientos de desamor y posibles trastornos emocionales.

Al lograr una buena integración social se puede lograr reducir niveles de estrés y ansiedad en situaciones de índole social, reforzar  la interrelación con otras personas e incrementar la autoestima.

8. Evitar posibles recaídas

Si quieres saber cómo superar el Trastorno obsesivo compulsivo (TOC) debes evitar posibles recaídas; superado el trastorno conductual, tanto el paciente como los familiares están en capacidad de reconocer las señales de una recaída. La comunicación entre paciente y familia es primordial para detectar un retroceso. Esta sería una alternativa que te puede ayudar a superar el toc sin terapia. 

Se debe prestar mucha atención ante el siguiente  tipo de conductas:

  • El aislamiento del paciente por largos periodos de tiempo sin causa aparente.   
  • Retrasarse frecuentemente
  • La evasión de ciertas situaciones sin justificación lógica
  • Reacciones exageradas ante situaciones sin importancia relevante
  • Estado anímico más bajo de lo habitual.
  • Altos niveles de stress
  • Insomnio
  • Desconcentración