Saltar al contenido

Cómo superar los problemas

Aunque todos desearíamos que la vida fuera un cuento con un final color de rosas, lo cierto es que está llena de problemas. Día a día debemos afrontar un sin número de situaciones complejas, que alteran el desarrollo de una vida equilibrada.

Aunque todos desearíamos que se desarrollara una solución mágica que borrara de la faz de la tierra todos los problemas, o que asumiéramos una actitud que nos permita superar las dificultades sin el mayor esfuerzo. Y realmente pasamos gran parte de nuestro tiempo tratando de aportar soluciones a las circunstancias adversas que nos rodean, algunas veces obteniendo buenos resultados, otras haciendo esfuerzos en vano.

Cómo afrontar la vida es una pregunta asociada al pensamiento de los problemas, ya que la aparición de estas situaciones de tono negativo en ocasiones puede llevarnos a desarrollar sentimientos depresivos, que nos hacen dudar del sentido de la vida.

Si deseas conocer qué puedes hacer para dejar atrás los problemas personales, en este artículo te comentamos lo que puedes hacer.

¿Cómo superar los problemas emocionales de la vida?

Existen días en los que sentimos que una nube gris nos persigue a todas partes, por lo que desarrollamos la sensación de que nada nos sale bien. En estos casos, muchas personas asumen actitudes derrotistas, y se dejan arrastrar en estados depresivos, y aunque esta es la tendencia natural, es importante que evites a toda costa dejarte invadir de lleno por estos problemas.

Recordar que detrás de la lluvia siempre hay un arcoíris es fundamental para mantener la cordura, ya que esto te permitirá ganar la fortaleza suficiente para superar tus problemas.

El universo se compone de situaciones pasajeras, y aunque en determinadas épocas estamos en un foso, esto será transitorio, y eventualmente nos recuperaremos.

Las situaciones que pueden definirse como de crisis, o de problemas, son aquellas que afectan los siguientes puntos: la economía, la familia y la pareja. A continuación te detallamos cómo vencer los obstáculos o dificultades asociados a ellas.

¿Cómo puedes superar tus problemas personales?

Usualmente los problemas pueden dejar una sensación de agobio, una sensación invasiva que nos lleva a pensar que nuestras posibilidades se han agotado, y que hemos quedado cercados. Aunque parezca imposible, desde la perspectiva de la persona que se encuentra en medio de la situación problemática, lo cierto es, que en primer lugar debes poner en tu mente el pensamiento de que todo se va a solucionar.

Para superar una dificultad, es primordial mantener a raya el pesimismo y la autocompasión, ya que estos son tus peores aliados en esa situación, y si permites que te invadan, entorpecerán que puedas abrirte a alternativas de solución.

¿Cómo salgo de este problema?

Ahora bien, salir de dificultades no siempre es algo sencillo, y en algunos casos, es necesario armarse de paciencia y esperar a que lleguen mejores circunstancias que permitan efectuar los cambios inherentes a la resolución.

Si te encuentras en medio de una situación compleja, que te está afectando negativamente, y de la que deseas liberarte, a continuación te explicamos las técnicas que puedes implementar para sobrellevar las circunstancias de la mejor manera posible.

1. En primer lugar, retoma la perspectiva

Cuando nos vemos en medio de un problema, lo primero que podemos esperar es que nuestro sistema reaccione en forma desfavorable; ya que dependiendo de la magnitud de lo que nos suceda, podemos llegar a sentir incluso que el mundo ha dejado de girar.

Antes de entrar en pánico ¡Detente!, no permitas que tus pensamientos te agobien en primer momento, toma respiraciones profundas, y cálmate, asimila la situación que estás enfrentando, o que has de enfrentar. Aunque esto no te dará una solución de tu problema, te permitirá evaluar las circunstancias en forma más efectiva.

Para saber cómo superar los problemas debes calmarte y tratar de enfocarte.

2. Asimila la situación

Aunque hay situaciones de peligro inminente que requieren que obres deprisa, en muchos casos, es totalmente viable, que te tomes un tiempo de desconexión para evaluar mejor lo que está sucediendo.

¿No te ha ocurrido que a veces el problema no es tan grave como pensabas? Y sólo lo notas, cuando dejas que tu mente entre en calma. Por eso es importante en la superación de situaciones problemáticas, que evites a toda costa actuar en forma impulsiva, bajo las sensaciones de miedo o por enojo.

Cálmate, retoma la perspectiva, y verás cómo las piezas encajarán con facilidad.

3. Analiza el problema

Cuando tu mente está en paz, tu cerebro está en mayor capacidad de producir respuestas eficaces para dar solución a los problemas, por ello, una vez que has superado la impresión del primer momento, es necesario que te sientes a repasar los hechos. Pregúntate ¿Cuál es el problema? ¿Por qué sucedió? ¿En qué te afecta? En base a estas interrogantes es posible plantear alternativas coherentes que te ayuden a salir del embrollo.

Por otra parte, si al analizar tu problema personal, te das cuenta que en ese momento no eres capaz de solucionarlo, entonces no te amargues, existen situaciones que debemos experimentar, y sólo resta tener paciencia y esperar a que cambien las circunstancias.

cómo superar los problemas

Cómo superar los problemas familiares

La familia es el núcleo y fuente de la seguridad del ser humano, sin embargo, en lo que respecta a las relaciones familiares, el asunto no siempre es un cuento de hadas. De hecho, muchos de los conflictos que podemos desarrollar en nuestra edad adulta, están vinculados con problemas de familia.

En muchos casos, el amor se transforma en un sentimiento condicionante, que nos atrapa en relaciones tóxicas, definidas por el rencor y el odio que podemos llegar a profesar por nuestros familiares.

Superar un problema de familia, requiere de trabajo y de disposición a solventarlo. Para ello, debemos manifestar nuestra intención de romper con el círculo vicioso en el que suelen atraparnos las relaciones familiares. Si quieres afrontar tus problemas familiares, ahora te comentamos lo que puedes hacer:

1. Habla lo que sucede

¿Algo te disgustó? ¿Te sientes decepcionado? No te lo calles, la superación de las dificultades familiares, es más probable cuando las personas drenan sus sentimientos respecto a una situación.

Para evitar que tus palabras sean mal interpretadas, reúnete con la persona (s) involucrada, y afronta el problema. Habla en base a hechos, evita usar calificativos despectivos, y por encima de todo, expresa tus sentimientos. Permite que la otra parte te ofrezca su perspectiva del asunto y juntos trabajen en una solución.

En todo momento debes tener presente que la fuerza de los lazos familiares, impide que te desvincules de aquellos que forman parte de tu núcleo más cercano, por ello, siempre debes tener en mente, que tu primera opción en los casos de problemas de familia, es la búsqueda de soluciones conciliatorias.

2. Practica el perdón

Aun cuando hayamos crecido en un ambiente amoroso, con unos padres dedicados, en ciertos momentos pudimos dañar y resultar dañados, por no poder acceder a lo que deseábamos, o por sentir que el amor se transformaba en control.

Incluso aquellos a los que amamos pueden despertar sentimientos negros en nuestro corazón, por ello, es muy importante, que realices prácticas de perdón hacia aquellos seres queridos que de una u otra manera nos afectaron.

¿Cómo enfrento mis problemas de pareja?

Si alguien dijera alguna vez que el amor es un sentimiento simple, y que sólo hay que disponerse a sentirlo, sería un mentiroso.

Es verdad, que en los primeros momentos, amar es algo simple, y sólo hay que dejarse llevar, y disfrutar de ese sentimiento cálido que nos nutre por dentro. Sin embargo, en la medida que avanzamos en la relación, nos enfrentaremos a múltiples crisis.

El amor se pone a prueba por situaciones cotidianas, dudas y confusiones del momento. Por ello es importante mantener una actitud orientada a la superación de estas dificultades de pareja.

1.Conéctate con el amor

En medio de una discusión podemos llegar a dudar seriamente sobre si en verdad amamos al otro. En medio de una diferencia, es posible que pienses y sientas que no, por ello, en ocasiones es importante tomarte un espacio para recuperar tu perspectiva, y una vez lo haces definir ¿Qué te une a la otra persona?

Cuando descubres que el vínculo es genuino, que se trata de amor de verdad, entonces superar el problema, será cosa sencilla, porque cuando somos conscientes del amor que profesamos, somos capaces de solventar nimiedades acarreadas por la convivencia.

2. Fomenta la comunicación

Es increíble, pero en un 70 % de los casos de divorcios y separaciones, la principal causa de que esto suceda, es la falta de comunicación de las partes, o la incapacidad para expresar lo que sienten.

¿Le contaste a tu pareja de aquello que te hirió? ¿Cuándo fue la última vez que dijiste te amo? Si deseas alcanzar la superación de tus problemas amorosos, es fundamental que te acerques a la otra persona, y la mejor manera de hacerlo, es alimentando la comunicación. ¡Inténtalo! Decir te amo no es doloroso.

3. ¿Me hace daño?

En algunos casos, en nombre del amor, los miembros de una pareja suelen incurrir en actos nocivos que afectan el bienestar físico y emocional de las partes involucradas, cuando es el caso, se trata de una relación tóxica, y en este tipo de relación, no existe un vínculo definido por el amor, ya que usualmente estas están marcadas por el egoísmo y la dependencia emocional.

Si la mayor parte del tiempo te sientes vulnerable, si notas que la relación imparte daños físicos o psicológicos, entonces ha llegado el momento de ejercer acciones para romper con el daño.

Cómo superar los problemas económicos

Uno de los problemas que comúnmente nos asfixia, es la angustia de perder la seguridad económica. Aun cuando gocemos de abundancia, en nuestra mente, siempre está latente ese temor a perder nuestra libertad económica, perder el estatus.

¿Cómo voy a pagar mi hipoteca?… el colegio de los niños… la cuota del auto.

Múltiples preguntas respecto a cómo resolveríamos en caso de caer en la quiebra económica nos agobian, en especial cuando hemos adquirido responsabilidades.

Para superar los problemas de economía, en primer lugar debes aceptar que tienes dificultades en ese sentido. Un estudio realizado por la división de economía de la universidad de Harvard reflejó que en un 50% las personas que enfrentan una situación de crisis económica, se manejan desde la negación. Si te centras en que todo sigue igual, y no haces los ajustes necesarios, quedarás en bancarrota.

Lo primero que debes hacer, es evaluar tu tren de vida actual, ya que evidentemente deberás ajustar tus gastos. Evita todo gasto que no constituya algo primordial, ya que esto, te permitirá subsistir en tanto desarrollas un plan de acción, o consigues como generar más ingresos.

Nuevos proyectos

Si tus inversiones se han ido a pique, o has perdido tu empleo, debes trabajar en superar el daño emocional en primer lugar, y luego debes poner en mente que ha llegado el momento de iniciar un nuevo camino.

Puedes ver esta alternativa, para cambiar de ramo, iniciar una inversión, o desarrollar un proyecto personal. Debes recordar, que aunque no lo parezca, las crisis ofrecen oportunidades de crecimiento y superación.

¿Cómo superar dificultades según la biblia?

“El señor es mi pastor, nada me falta… En verdes praderas me hace recostar, su vara me sostiene” El hermoso salmo 23 nos habla del amor de Dios, y de cómo su inmensa gloria nos protege de todo mal.

La biblia nos invita a poner nuestros problemas en manos de Dios, ya que en Él podemos resguardarnos, porque él siempre nos protege.

Superar los problemas cuando confiamos en Dios, es un asunto sencillo, porque “el que a Dios tiene nada le falta”.

Si estás pasando por una situación complicada, sólo debes buscar el consuelo de los sabios pasajes de la biblia, permitiendo que estos invadan tu corazón y te llenen de la certeza, de que ese Dios Todopoderoso te ha de salvar. Acércate a la bondad del amor superior, y ésta actuará como una bendición en tu corazón protegiendo tus caminos.