Saltar al contenido

Cómo superar los pensamientos negativos

Alguna vez escuché una tonta frase que rezaba “la mejor manera de no decepcionarse es no teniendo expectativas” esta es la peor perspectiva de vida bajo la cual alguien puede conducirse. El decidir que nada ocurra en tu vida por temor a no resultar dañado es la peor cosa que podrías hacer. Alguna vez lo dijo la madre Teresa de Calcuta “es mejor haber amado, y resultar herido, que no haber amado jamás”, y en un sentido general podemos aplicarlo al contexto de la vida, asumiendo que, aunque podamos resultar dañados en el proceso, lo mejor que podemos hacer es tomar riesgos, ya que, aunque las cosas podrían salir mal, también podrías tener buenos resultados; cuando no te arriesgas, también te niegas la posibilidad en incursionar en cambios positivos en tu vida.

Los pensamientos negativos, en cierta forma constituyen una forma de protección, parte de esa tonta perspectiva de vivir sin aspiraciones, ni expectativas, porque si no esperas cosas buenas, no hay posibilidad de decepción.

Si has notado en ti, o en alguna persona de tu entorno la tendencia a desarrollar pensamientos y actitudes de tipo pesimista, en las siguientes líneas te explico la mejor manera de cómo superar los pensamientos negativos sin morir en el intento. 

El origen de los pensamientos negativos

Muchas personas no son capaces de mantener a raya el tono de sus pensamientos, sus miedos e inseguridades han plagado tanto su sistema que no son capaces de controlar y mantener pensamientos felices respecto a sí mismos y a los demás. La mayoría puede manifestar, que este tipo de imágenes mentales no son responsabilidad de la propia persona, pero, aunque en ocasiones nuestra mente parece tener libre albedrío, lo cierto es, que eres tu quien determina el tono, tipo y la frecuencia con la que se presentan los pensamientos.

Un pensamiento es una imagen mental poderosa, aunque te de la sensación de su ocurrencia carece de importancia, ya que los pensamientos no dejan secuelas, estás muy equivocado. Actualmente las teorías filosóficas difundidas por el movimiento “Nueva era” (New age) respecto a los pensamientos y a su influencia sobre la realidad que nos circunda, ha permitido que hoy en día, muchas personas sean conscientes de la importancia de poner la vista atenta sobre los mismos.

Aunque tus experiencias te hayan conducido por un camino de negatividad, es importante que tomes la decisión de hacer un alto, y tomar un curso diferente ¿Cómo puedes hacerlo? Teniendo determinación de modificar el tono de tus pensamientos.

Para cambiar el orden de tus procesos mentales, es importante que tengas pleno conocimiento de las causas que te pudieron llevar por caminos negativos, a continuación, te nombramos las habituales:

1.Decepciones:

Hiciste un plan de vida, confiaste en alguien y esa persona no estuvo a la altura de ello y te defraudó; si, estas cosas son desagradables, y cuando ocurren podemos sufrir una baja energética importante. Según estudios y observaciones llevadas a cabo por psicólogos, la principal causa de los pensamientos de tipo “negro” son las decepciones.

2.Autoestima e inseguridad:

El problema con un autoconcepto pobre es que limita tu capacidad para desarrollar una actitud positiva. Te resulta imposible mostrarte confiado y optimista respecto a la vida y sus procesos, porque sientes que no eres merecedor de vivir tu cuota de felicidad.

3.Traumas:

Cuando experimentamos un evento fuerte que afecta nuestra percepción del mundo, usualmente se ve afectado el tono de nuestros pensamientos. Si aún estamos bajo la influencia de una mala experiencia, lo más probable es que proyectemos la peor versión de nuestra realidad.

4.Aprendizaje:

El ser humano aprende a relacionarse con el mundo a través de las acciones de las personas que le rodean cuando está en la fase de la niñez. Si creciste rodeado de un ambiente plagado de negatividad y pesimismo, lo natural es que por inercia adoptes esta forma de relación con tu realidad.

5.Miedo:

Creer que las cosas se pueden dañar por mostrar entusiasmo respecto a ellas, es casi tan tonto, como esa idea de mantenernos al margen de la vida por temor a que todo salga mal. Indiscutiblemente algunas veces ganarás, y otras no lo harás, porque es la ley natural que regula el equilibrio de la vida. Aunque no puedes hacer nada respecto a esto, lo que si puedes modificar es tu actitud respecto a las experiencias que te toca vivir, y aunque las cosas hayan sido un desastre, enfocarte en una perspectiva optimista de las cosas puede ayudarte a superar crisis en forma eficiente.

Los pensamientos negativos causan enfermedades

Gran fue el impacto de esta idea, cuando Louise Hay publicó su libro “usted puede sanar su vida”, los seguidores de la medicina tradicional se mostraron escépticos al respecto; sin embargo, aquellas personas pertenecientes a corrientes religiosas orientales, o que eran afines a prácticas de doctrinas como el yoga, apoyaron lo expresado por esta idea.

Y es que es cierto, hoy en día, incluso los practicantes de la medicina en acepciones tradicionalistas, han aceptado la combinación de terapias alternativas (orientadas a la superación de experiencias emocionales dolorosas) con la aplicación de tratamientos. En su libro, Louise Hay, habla sobre como superó el cáncer, al iniciar un proceso de perdón hacia una experiencia de violencia sexual; y de esta manera describe en un listado, un conjunto de enfermedades en términos de pensamientos negros, y experiencias traumáticas que no han sido sanadas.

El control de tu mente es poder y liberación, ya que a través de ella operarás grandes cambios si tomas la determinación de hacerlo. A continuación, te explicamos cuáles son los pensamientos que originan las enfermedades y afecciones más habituales:

  • Problemas estomacales: pensamiento de miedo respecto al futuro.
  • Abscesos/granos: Cavilación sobre experiencias que causaron heridas.
  • Adicciones: Pensamientos de desamor, e incapacidad para dar solución a una situación.
  • Alergia: Negación del poder.
  • Comezón: Remordimientos.
  • Arrugas: Pensamientos depresivos.
  • Artritis: Resentimiento y necesidad de control.
  • Cáncer: Heridas profundas y que carcomen por dentro en forma silente.
  • Corazón: Debilidades y desamor.
  • Diabetes: Nostalgias, apego al pasado.
  • Diarrea: Rechazo a una idea.
  • Dolores generales: Sentimientos de culpa.
  • Encías: Incapacidad para mostrar firmeza en nuestras decisiones y determinaciones.
  • Espalda: Fuertes cargas, situaciones a las que no se encuentran soluciones.
  • Gripe: Reacción provocada por los miedos ante las situaciones negativas de la vida.
  • Inflamación: Pensamientos de irritación y cólera.
  • Mal aliento: Ideas de cólera y venganza que el individuo no se atreve a expresar.
  • Migrañas: Miedos sexuales.
  • Problemas menstruales: Rechazo a la femineidad.

¿Por qué debo dejarlos atrás?

Si el listado de afecciones que podrías desarrollar por aferrarte a ideas de tono negativo, no le dio fuerza a tu determinación de modificar el tono de tus pensamientos, a continuación, te daremos razones para que te convenzas, tomes nuevos caminos en tu vida.

1. Alcanzarás tus metas:

Los pensamientos tienen gran poder, porque están cargados de energía. Si decides usarlos en forma incorrecta, entonces, tienen la capacidad de destruirte, pero si haces una buena elección, estos serán el motor que impulsen tus acciones, y te permitirán llegar a la cúspide.

2. Mejor relación con tu entorno:

Cuando dejas atrás las dudas en inseguridades, atraerás en forma positiva a las personas, esto quiere decir que empezarás a percibir un cambio en el tono de tus relaciones, entablara conexiones sanas y provechosas con tus semejantes.

3. Aspecto personal:

Cuando una persona elige poner en su mente pensamientos positivos, algo en la imagen que proyecta cambia, se torna más brillante y hermosa. La persona que piensa con optimismo irradia un aura atractiva, y aunque los demás no saben definirla, sin duda pueden identificar que en esa persona hay algo especial.

Cómo superar los pensamientos negativos

Aunque no se trata de una regla general, y en su mayoría el proceso de cada quien estará definido por sus expectativas personales, lo cierto es que te ofrecemos una serie de consejos que puedes tomar en cuenta para iniciar tu camino de optimismo para que aprendas a cómo eliminar pensamientos negativos del subconsciente y llenarte de plenitud en cada paso que comiences:

1.Haz el propósito

El inicio de todo proceso de cambio es la determinación. Si estás determinado a aprender a cómo superar los pensamientos negativos, es importante que marques el propósito en tu mente. No te desanimes, si los pensamientos negativos siguen acudiendo a tu cabeza, poco a poco lograrás superarlos.

Escríbelo en algún lugar, como puede ser tu agenda personal, de manera que te sientas comprometido a ejercer acciones de cambio.

2.Percepción positiva

Aunque puedes sentarte con un papel y lápiz y tomar notas de las técnicas para eliminar pensamientos negativos, también es posible que lo hagas en forma mental. El ejercicio consiste en evaluar las experiencias desde una perspectiva optimista, lo que quiere decir, en eventos que podemos clasificar en forma inequívoca de terribles y negativos, debemos concentrarnos en encontrar un elemento que podemos clasificar como positivo al respecto.

Por ejemplo, si cuando salías temprano al trabajo, se rompieron tus zapatos favoritos, en vez de enfocarte en el hecho de que estos se rompieron, elige ver esta experiencia como una oportunidad para obtener unos nuevos, y no dejes que este evento te arruine el día.

3.Bloquea negatividad

Muchas veces hacemos el propósito de bloquear la negatividad y malas vibras, y, sin embargo, llega a nuestros oídos alguna experiencia o evento que nos llena de ansiedad. En ese punto en que empiezas a sentir en tu pecho esa sensación molesta, puedes elegir cerrar el acceso a esas sensaciones. Para ello, puedes elegir cerrar tus oídos a lo que la persona está diciendo, o tratar de hacer comentarios que ofrezcan una perspectiva positiva del evento.

4.Supera traumas

En muchos casos, la raíz que dio origen a una vida de percepciones de tono negativo es una experiencia que aún no hemos podido superar. Si este es el caso, entonces debe trabajar sobre ella, extendiendo el perdón sobre el evento y las personas que participaron de él.

Puedes hacer una recreación mental, en la que te obligues a revivir el evento, y una vez lo hagas, entonces puedes decirles a las personas involucradas “te perdono”, aunque las primeras veces, no lo sentirás en el corazón, poco a poco lo harás, y esto será liberador.

5.Disfruta la vida

Eres negativo porque te has involucrado demasiado con las perspectivas negativas de las cosas. Debes recuperar tu brillo, y tu capacidad para aprovechar las oportunidades.

Aunque no lo creas, las personas que son felices, tienen mayores posibilidades de concretar sus metas, y de lograr una realidad de alegría. La explicación a ello, puede enfocarse desde el punto de vista del control mental, ya que, si emites pensamientos de tono positivo, vibrarás con la frecuencia de aquellos eventos que estén acordes con ellos.

Esto quiere decir, que, si eliges la negatividad, terminarás por estancarte en tus propias experiencias negras. Si crees que todo es malo, entonces, pondrás tu atención sólo en las cosas de esta naturaleza.

La vida es un equilibrio, compuesto por experiencias positivas y negativas que se compensan entre sí. Siempre vas a encontrar un enfoque negativo de las cosas, sin embargo, si decides poner atención sobre las cosas buenas, entonces, muy seguramente serás más feliz, porque, aunque sufras reveses, tu mente siempre buscará un enfoque favorecedor.

6.Siéntete vencedor

Aunque no siempre logres superar las pruebas a las que te somete la vida, enfócate en los objetivos que lograste, y el aprendizaje que adquiriste. Siempre serás ganador, si en tu mente te convences de ello, y si aprendes que, no importa el reconocimiento de terceras personas, en tanto tu estés convencido de tu valor.

7.Confía

Los temores son los peores consejeros, y originan pensamientos de tono negro ¿como alejar los pensamientos negativos de mi mente? ¿Podré eliminar pensamientos negativos obsesivos de mi mente? ¿Con exactitud, qué son los pensamientos negativos?. Aunque sientas que te llenarás de incertidumbre, si te entregas y confías, el proceso de la vida abrirá sus puertas a ti, y te acogerá, ofreciéndote oportunidades y buenas experiencias.

8.Cambia tu vocabulario

¿Eres de las personas que siempre se fijan en los defectos de los demás? Haz un repaso mental de la perspectiva en la que sueles fijar tu relación con terceras personas. Piensa en la última vez que te encontraste en un familiar en la calle, ¿Le hablaste de lo feliz que te hacía el verle, o por el contrario le emitiste un reproche por su ausencia? Tal vez no lo has pensado, pero ese tipo de detalles, marcan la diferencia.

Se trata de la ley de acción y reacción, si lanzas un golpe, entonces por consecuencia el entorno te lo devolverá.

cómo superar los pensamientos negativos

Mi pareja tiene pensamientos negativos

Aunque no lo creas, el estado de ánimo de las personas a las que nos encontramos involucrados sentimentalmente nos afecta profundamente. Si tu pareja ha desarrollado una actitud hostil y pesimista lo más probable es que tu también te dejes afectar por ella.

Es importante que te esfuerces en levantar una barrera entre sus pensamientos negros y los tuyos, debes procurar mantenerte firme, para que en vez de dejarte llevar por su visión pesimista de las cosas, puedas mantenerte en tu postura, y sea tu actitud positiva la que ejerza influencia sobre esta persona.

Aunque eres su pareja, y deben actuar como un equipo, lo cierto es que no tienes que dejarte invadir por las sensaciones y pesares que aquejan a tu pareja. Si ambos se dejan absorber por un aura negativa, la relación podría resentirse, y aunque no existan problemas reales entre ustedes, toda esa energía los absorberá en un malestar generalizado.

Es importante que te muestres solidario y le des apoyo a tu pareja, sobre todo si está pasando por un mal momento, pero cuida de mantenerte firme, ya que lo peor que le puede pasar a tu relación es que ambas partes queden envueltas en pensamientos de tipo negativo.

La negatividad en el entorno laboral

Los ambientes laborales son delicados, no en vano existen múltiples disciplinas encaminadas a evaluar cuáles son las condiciones más propicias para estos entornos. Cuando concentramos a grandes masas de gente en un sitio, nos sometemos a la posibilidad de que la energía se cruce y estallen los conflictos.

La ergonomía es una rama que se encarga de determinar cuáles son las condiciones mínimas requeridas, considerando el número de personas que compartirán el espacio, el tipo de trabajo que desarrollarán y el número de horas que estarán en el lugar. Todos estos estudios van orientados a mantener a raya el desarrollo de un entorno negativo.

En la organización de los elementos en una oficina, se consideran dos factores, la entalpía (asociada a la energía que impera en el sitio) y la entropía (asociada a factores de ordenamiento del sistema). Todos estos estudios se basan en el hecho de que, un ambiente donde las personas se relacionan con armonía ofrece mejores oportunidades de desarrollo de ideas. Por el contrario, los ambientes de conflicto, impiden que las metas se alcancen en forma adecuada.

Si sientes que tu entorno laboral está tenso puedes probar inyectarle un poco de buenas vibras, cambia tu actitud, y encontrarás como las personas hacen lo propio. Recuerda que, si vibras en frecuencias bajas, atraerás actitudes y experiencias que se correspondan con la frecuencia en la cual te mueves.