Saltar al contenido

Cómo superar hacer el ridículo

A veces cometemos torpezas, actuamos de una forma y de repente todo sale mal, y caemos en el foso, nuestras acciones nos hacen objeto de burla, y en ese instante el tiempo deja de correr, y nos sentimos inadecuados ¿Qué podemos hacer?

Aunque no lo creas, en gran medida, las repercusiones que sufras van a depender de los instantes posteriores al evento que te puso en ridículo. Es tu actitud respecto a ello, la que determina, si ese será sólo un evento transitorio en tu vida, o si se convertirá en una experiencia que marca “un antes y un después”. El gran impacto de cuando nos hacemos objeto del ridículo, es que, esos eventos afectan nuestro equilibrio mental, ya que tienen la particularidad de hacernos dudar sobre nosotros mismos y nuestra capacidad de relación con el entorno.

Cuando sientes que no encajas, te sientes triste y marginado; si aceptas esto como un hecho real, entonces, empiezas a obrar en consecuencia, y hacer el ridículo se transformará en una experiencia dolorosa.

¿Qué es hacer el ridículo?

El ser humano en su día a día, desarrolla un comportamiento ajustado a estándares y expectativas sociales. Cuando una acción, o forma de actuar se escapa de esos parámetros establecidos por el grupo social, la masa puede reaccionar marcando esa acción extraordinaria como inadecuada o ridícula.

Usualmente, algo ridículo, es una acción que termina por transformarse en desastre. Lo que quiere decir, que se trata de una acción con un desenlace errático y “gracioso”. Ser objeto de burla, es una acción de fuerte impacto psicológico, ya que, pese a que nuestro entorno parece disfrutar de nuestra equivocación, en el fondo, nosotros nos sentimos tontos e inadecuados.

Muchos psicólogos aseguran que no son las terceras personas las que nos hacen sentir de esa manera, si no, que es nuestra decisión en ese momento de aceptar que “somos ridículos” las que ejerce repercusiones de importancia, por lo que la recomendación general en estos casos es la de combatir el momento con humor.

¿Por qué nos afecta tanto?

No queremos estar equivocados, en un sentido de necesidades instintivas, el ser humano se manifiesta como un ser sociable, con necesidad de aceptación dentro de su organización o grupo. El rechazo a nuestra forma de ser tiene repercusiones, nos causa daños profundos y puede despertar inseguridades, si no sabemos hacerle un alto, al cúmulo de emociones que se despiertan en nuestro interior.

La soledad, el rechazo y el aislamiento, y la fobia al ridículo, son temores grandes en el ser humano; por ello, cuando nos vemos enfrentados a este tipo de situaciones, nuestra parte subconsciente sufre un duro golpe a su estabilidad.

Sin embargo, el poder de estos eventos sobre ti, pueden llegar a ser irrelevantes, si la persona desarrolla un mecanismo adecuado para impedir el golpe, cerrando el acceso a su yo interior, entonces el impase del ridículo quedará guardado como un evento gracioso, y nada más.

Tememos a no ser suficientes, nos causa pánico el rechazo de nuestro entorno, y de las personas con las que necesitamos relacionarnos.

Factores que influyen

Como ya se ha establecido, hacer el ridículo es un evento cuyo impacto puede ser de altas o bajas consecuencias, todo esto depende más que todo de la actitud y de la personalidad del individuo. Cuando se trata de una persona insegura y con cierta debilidad emocional, este evento puede impactar fuerte, causando estragos. Sin embargo, alguien que profese confianza en sí mismo, sin duda, lo sobrellevará de mejor manera.

A continuación, explicamos los factores que ejercen influencia sobre el efecto de una situación de este tipo:

1. Personalidad:

Si observas detenidamente a los diferentes miembros de un grupo social, sin duda notarás que en este residen personas de diferentes características. Existen personas tímidas, extrovertidas, graciosas, ufanas, etc. Todos somos susceptibles a vernos afectados por quedar en ridículo, sin embargo, aquellos que manifiestan habilidades sociales, sin duda lo sobrellevar de mejor manera, ya que la confianza que les ofrece el manejo de situaciones de grupo, les permite saber cómo actuar.

2. Seguridad:

Si una persona no está segura de sí misma, de lo que es, de lo que le gusta hacer, entonces, al enfrentar una situación de ridículo, todo su sistema interno colapsará por efecto de la presión social y de la duda sobre si en efecto debe ajustar su personalidad a lo que profesa la mayoría.

3. Miedos:

Si temes a la opinión de los demás, tienes miedo al rechazo, sufres de gelotofobia, catagelofobia, o agorafobia; entonces, una situación de este tipo, te resultará fatal y por supuesto, debes buscar ejercicios para vencer el miedo al ridículo. 

4. Humor:

Este rasgo permite que una situación de estas seas capaz de reírte de ti mismo, y luego seguir adelante. Si demuestras que el evento no te ha afectado en absoluto, las personas que lo presenciaron lo olvidarán rápidamente.

5. Capacidad de reacción:

Si sabes cómo actuar rápidamente, eres capaz de minimizar las consecuencias de tus acciones.

6. Autoestima:

Es la valoración que tiene una persona sobre sí misma, las personas con autoestima alta rara vez se verán afectadas por una situación de esta naturaleza, ya que entienden que estos son eventos que simplemente suceden, y que no tienen la capacidad de ejercer control sobre todas las situaciones. La baja autoestima, sumada a una situación de ridículo, hará que la persona dude de si misma, y que se deje afectar profundamente por el evento.

Cómo superar hacer el ridículo

Hay eventos que quedan en nuestra memoria como hacer el ridículo en publico, y aquellos que nos pusieron en medio de una situación de burla, sin duda son uno de esos. El impacto es mayor cuando no sabemos cómo proceder frente a ellos, es decir, cuando nos agarran desprevenidos y perdemos el control de nuestras reacciones, en ese punto, se crea un precedente en tu vida.

Sin duda, conoces a alguien a quien estas cosas no parecen afectarle, siempre mostrándose confiado de sus acciones, dando la impresión de que todos sus movimientos han sido calculados; aunque no lo creas, esa persona también puede sentir ansiedad al enfrentarse a una situación de este tipo, sin embargo, actúa con mente fría, minimizando el efecto del desastre cometido.

Si quieres estar preparado para sobrellevar una situación de este tipo, a continuación, te explicamos lo que debes realizar:

1. Piensa con mente fría

Siempre sentirás miedo, no te engañes pensando que existe la posibilidad de que hacer el ridículo no te afecte. En el momento en que ocurra, sin duda te sentirás cuando menos cohibido, sin embargo, debes contener las ganas de encerrarte en tu cuarto a llorar por una semana, y asumir una actitud fuerte. En ese momento, tus acciones pueden revertir la situación a tu favor, o hundirte en una terrible depresión.

Pensar con mente fría, te permite obtener buenos resultados, incluso en medio de situaciones difíciles de sobrellevar.

2. Saca el mejor provecho

Evalúa si puedes hacer pasar la situación como algo que fue parte de una acción premeditada, esto creará un ambiente de confusión, y si estás de suerte, harás dudar a las personas sobre si en efecto, la percepción de ellos se encuentra errada.

3. Ríete

Participa de lo gracioso de la situación. Si cometiste una torpeza, y las personas a tu alrededor se empezaron a reír de ello, entonces participa de ello. Esto te ayudará a diluir la sensación de que estás fuera de lugar. Además de esto, la risa permite la liberación de endorfinas, que es una sustancia neurotransmisora que promueve un estado de felicidad y paz mental.

4. No es el fin del mundo

En el caso de que hayas pasado la peor de las experiencias, hiciste el ridículo, y no pudiste voltear las cosas a tu favor. Seguramente, ahora te sientes miserable y deprimido, pero piensa un poco en las cosas ¿Cuáles son las consecuencias de lo que pasó? ¿En verdad no tiene solución?

Aún cuando hayas pasado un mal momento, y en lo sucesivo te has enfrentado a burlas y comentarios hirientes al respecto, no es lo peor del mundo; aunque no lo creas, dentro de poco todo el mundo lo olvidará, y no quedarán residuos de lo que pasó.

5. Fortalécete

Si lo que ocurrió te hace dudar de quién eres, y de tu valor, entonces es una clara señal que te invita a enfocarte en tus debilidades, y a superarlas. Debes tener en cuenta de que un error lo comete cualquier persona, y ese hecho no te define, lo que determina quien eres es tu capacidad para resolver, y para dejar atrás las situaciones que te hacen daño.

Es importante que definas tu personalidad, y que tengas en claro las cosas que te hacen valioso. No de dejes que un impase sea más fuerte que tu. Aprende de ese error, y luego libérate, déjalo ir.

6. Perdónate

Si fallaste en una situación, no seas tan duro contigo mismo, acepta que puedes equivocarte, y deja este evento atrás. Las personas que se juzgan con dureza tienen serios problemas para aceptar sus equivocaciones, sin embargo, debes entender que puede pasar, todos cometemos errores, y eso no va a arruinar tu vida.

7. No seas reactivo

Existen personas que se muestran coléricas, frustradas e incluso dolidas frente a las personas que presenciaron el evento. Este es el error número uno que puedes cometer. Cuando das a entender a otras personas que lo que viviste te afectó, le darás material para que alteren tu vida. Debes mantener la calma, muéstrate sereno, si cometiste una torpeza, no pasa nada, ríete también, y luego queda en paz.

8. Afronta la situación

Algunas personas tienden a esconderse luego de una situación de este tipo, temen asumir lo que ocurrió, y evitan a toda costa ser efecto de las burlas. Lamentablemente, debes poner la cara y asumir lo que ocurrió, con el paso del tiempo, entenderás que lo mejor que pudiste hacer fue enfrentar el problema, ya que, si huyes, tu miedo ganará terreno, y cuando te des cuenta será tan grande que te impedirá actuar con normalidad.

Cómo superar hacer el ridículo frente a la persona que te atrae

Si fuiste pillado en una situación nada ventajosa para ti por la persona que te gusta, seguramente sentirás que se ha abierto el suelo bajo tus pies ¿Cómo pudo pasar eso? Pues bien, en este mundo de eventos locos, todo es posible, y si, algunas veces podrías cometer una torpeza frente a esa persona que te trae los pelos de punta.

¿Qué puedes hacer? Lo aconsejable es que evites a toda costa cometer cualquier tipo de indiscreción que pudiera crear una mala imagen de ti, pero si ya sucedió, ni modo, debes asumir tu mejor postura de indiferencia ante el evento, aunque por dentro quieras descomponerte, y romper a llorar, debes contenerlo.

Si ves que la persona ríe, no temas, piensa rápido. Este evento podría resultar favorecedor, ya que podrías participar del humor generalizado gracias a ti, y usar eso como excusa para acercarte a hablar con esa persona. Más adelante, si concretas una relación con esa persona, esta será una anécdota graciosa que compartir en fiestas familiares. ¡ánimo! No pasa nada.

cómo superar hacer el ridículo

Cómo superar hacer el ridículo en tu trabajo

Cometer un error que te deje en ridículo en tu lugar de trabajo, es un problema capaz de alterar toda tu estabilidad, ya que en gran medida las personas buscan mantener una relación impersonal y distante con este entorno. Sin embargo, esto es un riesgo, y a cualquiera le puede pasar.

Cuando quedas en ridículo frente a tus compañeros de trabajo, o peor, frente a tu jefe, entonces debes enfocarte en mantener tu postura profesional y relajada, recuerda, el secreto para salir bien librado de una situación de esta naturaleza, es asumirlo con normalidad, e incluso reírte de ti mismo. Lo que debes evitar a toda costa, es enojarte. Si te molestas, dejarás abierta una ventana hasta tu interior, y personas mal intencionadas podrían aprovecharse de esta oportunidad para recordarte una y otra vez tu equivocación.

Si la situación, afectó la imagen que tenía tu jefe de ti, y sientes que ha afectado tus oportunidades de crecimiento, entonces debes ser proactivo, y aclarar este asunto con él. No quieres que un descuido termine por afectarte con seriedad. La comunicación es tu herramienta más poderosa, para superar cualquier inconveniente.

¿Por qué el humor?

El humor te ayudará a superar este inconveniente, y esto se debe a que, en gran medida, el agravante de esta situación está asociado a la oportunidad que encuentran las personas de afectar a los que incurren en un evento vergonzoso ¿Por qué sienten la necesidad de burlarse? Aunque no lo creas, las personas tienden a vivir llenas de inseguridades, y muchas veces, la necesidad de establecer relaciones en forma brusca u opresiva, es un signo de inadecuación e incapacidad para establecer una relación en forma sana.

Cuando te ríes, denotas indiferencia y control de la situación, porque te sucedió algo gracioso y eres capaz de reírte de ello. Las personas que suelen aprovechar estos eventos para marginar o burlarse de otros, no encontrarán ningún atractivo en ti si te muestras divertido ante la situación, y por lo tanto lo dejarán pasar.

Aunque al principio lo hagas en forma fingida, con el paso del tiempo, aprenderás a reírte de tus propias equivocaciones.

Sube tu autoestima

No dejes que estos eventos desafortunados te hagan dudar de quien eres y de tu valía. Al contrario, busca usarlos a tu favor. Si, demuestras una personalidad graciosa y relajada, las personas te admirarán por ello.

Debes entender, que un evento no te determina, tu eres mucho más que un tropezón en medio de un pasillo, eres una persona íntegra, con capacidades, y que, pese a su valía, también está propensa a cometer errores.

Si aceptas que cometes errores, te darás cuenta de que no es el fin del mundo, serás más benévolo contigo mismo, y aprenderás a apreciarte por tus logros, pero también por tus errores.