Saltar al contenido

Cómo superar la agorafobia

Te ha sucedido alguna vez que estando en algún sitio abierto o público has tenido un ataque de pánico, un sentimiento de ansiedad y temor que te supera y que no sabes ni puedes controlar, solo sabes que no quieres estar en ese lugar que la intensidad del miedo te aterra y  cada vez se hace más y más profunda, no puedes pensar con claridad. Si has experimentado la ocurrencia de una situación como esta, es probable que estés padeciendo de agorafobia.

La agorafobia está definida como  un trastorno de ansiedad, que se caracteriza por el miedo, la ansiedad  intensa fuera de control, que generan los lugares o espacios abiertos, generalmente de grandes dimensiones que involucran la afluencia intensa y constante de gran número de personas. Las personas que padecen de agorafobia se llegan a sentir rebasados por las grandes cantidades de espacio, de personas o de objetos.

Pero, ¿Cómo superar la agorafobia? Esta es  una interrogante que constantemente quienes padecen este trastorno se hacen, pues son personas   que se ven severamente afectados en el normal desenvolvimiento y desarrollo de su vida personal, social y familiar y quisieran descubrir como curar la agorafobia. Las personas que sufren de agorafobia, si no buscan una salida a su problema terminan aislándose, ya que este trastorno no les permite integrarse de forma normal en la dinámica de vida cotidiana. Estas personas se ven mermados y acorralados si no logran conseguir una solución para su agorafobia.

Cómo superar la agorafobia sin medicación

Desarrollar este trastorno supone para quien lo padece de vivir constantemente con el temor de vivir uno de estos “ataques” que se pueden desencadenar sin que intermedie su voluntad; las personas que sufren de agorafobia sienten un inmenso temor por los grandes  lugares abiertos de difícil escape en los que se sienten inseguros, indefensos y lo que es peor aún viven con un miedo constante a que uno de estos ataques se desencadene pues implica verse dominados por el miedo y la ansiedad. Y por eso evitando entrar en ese terrible episodio, se retraen cada vez más de la realización de las actividades normales,. Pero esa actitud empeora aún más su padecimiento pues lo que ellos ven como una salida o solución termina hundiéndose cada vez más en su problema, pues mientras más evitan las situaciones que se lo provocan, más esclavos se hacen de su trastorno Pero,  ¿cuál es la solución para este padecimiento? ¿Tiene solución la agorafobia?

Para superar la agorafobia, es necesario emprender un trabajo  de voluntad, de cara hacia nosotros mismos, pero con disciplina y constancia y el apoyo necesario es posible, claro que sí, curar la agorafobia y ser libres.

Aunque se recurra a la medicación, que no es lo recomendable, pues hace el camino más largo, aquellas personas que tienen este padecimiento, necesitan más la terapia para basada ejercicios para combatir la agorafobia

Consejos para superar la agorafobia

Aunque parezca difícil, la mejor manera cómo superar la agorafobia, enfrentándose,  pareciera ser lo más difícil una vez que nos ponemos de frente a ella, aun con miedo y todo nos daremos cuenta que la dificultad mayor está en nuestra mente y que solo nosotros con la ayuda de algunas recomendaciones, la podremos eliminar.

1.  No estoy enferma

El convencimiento claro de que nada va a sucederte, pues no estas enferma, y mucho menos estás loca, te ayudará a atenuar el miedo y darle solución a tu pesado problema y ser libre.

Este trastorno tiene su origen en tu mente y se alimenta y vive de tus pensamientos, así que como son tus propios procesos tu estas en la capacidad de terminar con ellos

2. Las reacciones de mi cuerpo, son producto de la gran tensión mental

Entender que lo que me ocurre es producto de mi mente, y aunque parezca que careces de control sobre eso, no es del todo cierto, si tú decides enfrentar la situación poco a poco y con paciencia veras que todo va a estar bien y no pasara nada.

Los síntomas y el malestar que te generan está en tu mente son producto de la tensión que te producen los pensamientos obsesivos en los que recrean situaciones negativas y obstaculizan un normal flujo respiratorio y aceleran el ritmo cardiaco, pero que si aquietar el pensamiento, normalizamos el ritmo respiratorio a través de la respiración rítmica, el ritmo cardiaco se normalizara y nos sentiremos mejor cada vez.

3. Controla tu pánico, antes de que él te controle a ti

Parece una frase demasiado dura, para quien está buscando ayuda para resolver sus ataques intensos de pánicos, pero es cierto para vencer una crisis de agorafobia, es necesario que entiendas tú pánico, que lo aceptes y lo controles, ¿Cómo? Pues a través de la aceptación y observación consciente de tu mente, de tu cuerpo y de sus reacciones.

El pánico te ha controlado, porque se lo has permitido, de ahora en adelante cuando el miedo venga, solo respira realiza un ejercicio consciente de respiración rítmica (practícala antes), así será más fácil mecanizarla durante el miedo intenso y aquieta tu mente convéncete de que podrás y lo lograrás, así que  hincha tus pulmones y controla tu ritmo respiratorio y cardiaco. A medida que el tiempo pase irás ganando confianza y lo controlarás cada vez mejor hasta que sea solo un mal recuerdo.

4. Enfrenta la situación que te produce miedo, quédate no huyas.

Para vencer es importante enfrentar, si no enfrentas nunca vencerás, al principio va a costar, luego ya verás que tu temor carece de fundamento. Cuando te veas sorprendido por alguna situación que te genera miedo, sigue los pasos anteriores, aquieta tu pensamiento, respira, y observa que de esta forma pasara. Cuando esto te ocurra,  elige quedarte en lugar de huir, busca un sitio cómodo, siéntate y deja que todo pase, sin huir.

El huir y no enfrentar las situaciones es una de las principales causas que impiden que este problema se supere, pues lo que para la persona  con agorafobia es su principal problema, en una terapia para curar la agorafobia es una de las principales herramientas.

El comportamiento de huida y evasión no permite a la persona que sufre este padecimiento que enfrenta el miedo y lo venza, el enfrentarse con sus miedos ayuda al paciente a encontrar herramientas para vencerlo, la conducta de huida le hace pensar que es la única manera de alivio, huir y cerrarse en sí mismo.

5. Deja de alimentar pensamientos negativos y concéntrese en vencer

Alimente su pensamiento con afirmaciones positivas. Detenga los pensamientos negativos que quieren agolparse en su mente, usted solo despídalos y dígale que no los necesita. El oriente y la fuente de este trastorno es el pensamiento, el cúmulo de situaciones que nuestra mente es capaz de imaginar sin control.

Concéntrese en los ejercicios para combatir la agorafobia, en lo que debe  hacer para superarla, hágalo. Cada minuto es un logro, relájese y vencerá.

6. Espere y observe sus resultados

A medida que usted logra ejercer control de su pensamiento, ritmo respiratorio y con el cardíaco, los síntomas irán haciéndose cada vez menos intensos, usted vencerá y ganara confianza. Espere, sea paciente con usted mismo, lo que lo domina está dentro de usted mismo y solo usted podrá revertirlo y acabar con su padecimiento.

Deje de alimentar el miedo, la fuerza y el dominio que ha ejercido esta emoción sobre usted, es solo gracias a que usted la ha alimentado, deje de hacerlo y morirá. No es un proceso sencillo, pero es una de las mejores decisiones y de las mejores acciones que usted habrá tomado en su vida.

7. Acepta el miedo y supéralo

Aceptar no quiere decir sentirse a gusto, pero ésta y es evidente y le está, existe y le  causando estragos e impidiendo el desarrollo normal de su vida. Por lo tanto relájese, aplique sus técnicas de respiración y distraiga su mente de los pensamientos que le generan temor, distraiga la mente y llévela a pensamientos placenteros cosas que le gusten, observe con cuidado a su alrededor y verá muchas de estas cosas que le gustan,  continúe respirando y llevando su mente fuera y lejos del miedo. Para superar el miedo que le produce la agorafobia es necesario que te lo propongas.

Enumera las situaciones a las que temes y afréntalas

Para superar la agorafobia, Elabora una lista de las situaciones que representan para ti pánico, ansiedad y progresivamente una a una, elabora un plan y enfréntate a ellas, sólo así podrás vencerlas. El miedo solo puede ser vencido al ser enfrentado y el miedo es la causa de la agorafobia y de todos los malestares físicos y psicológicos que esta genera.

1. ¿Por qué tengo agorafobia?

Es normal que ante la necesidad de ¿cómo superar la agorafobia?, surja el deseo de entender las razones de tener este padecimiento, pues quizá trabajando el origen en donde está la raíz del problema podamos, desde la comprensión superarlo de forma más fácil.

La raíz de este padecimiento, siempre está en el miedo, y el miedo no nace con nosotros es una emoción que aprendemos, que desarrollamos en base a las experiencias que vivimos en nuestro entorno familiar social, en el ambiente en el que nos desarrollamos. El miedo surge por la interacción  entre los factores internos y externos, que rodean el desarrollo de nuestra personalidad generalmente los factores internos están determinados la herencia y los externos por las experiencias y los patrones de conducta que adquirimos de nuestro entorno social familiar.

La causa común de este padecimiento es el miedo mal manejado o no manejado en lo absoluto. Para entender cómo curar la agorafobia  revisemos en los orígenes comunes de las personas con este padecimiento encontramos:

2. Elevados niveles de ansiedad

Las personas que exhiben en su conducta la agorafobia y buscan solución para la misma por lo general son quienes manejan elevados niveles de ansiedad y estrés, aquellas personas que se han dejado dominar por estas emociones que repercuten en forma negativa tanto a corto como mediano plazo, sobre nuestros comportamientos y sobre nuestra salud.

3. Factores hereditarios

La herencia es un factor determinante en un porcentaje importante de estos casos, la herencia condiciona este tipo de patrones de comportamiento. Esto es importante saberlo y tenerlo presente, dado que si tenemos conocimiento de este tipo de trastorno en nuestros antecedentes familiares, podemos hacer las previsiones en caso de observar ciertos patrones asociados a este trastorno en nosotros.

4. Ser del sexo femenino

En las mujeres este tipo de trastorno psicológico presenta una frecuencia mucho mayor, la mayoría de los casos son del sexo femenino. Existe una predisposición en el ser mujer y sufrir este tipo de padecimiento.

5. Entre 18 y 35 años de edad

Estas son los rangos de las edades en las cuales se presenta con mayor frecuencia esta afección. Esto no quiere decir que sean las únicas edades en las que este problema se presenta, pero son los límites de edad en los que mayormente se presenta.

6. Estar sometidos por largos periodos a estados de estrés

Los estudios realizados  en pacientes agorafóbicos, demuestran que el estrés sostenido por largos periodos es una de  las causas comunes al estudiar este tipo de trastorno. El mal manejo de situaciones que generan ansiedad, angustia, tensión y que progresivamente se vuelven un hábito difícil de erradicar. Para evitar sufrir de agorafobia o superarla si ya la tenemos, es necesario controlar los niveles de estrés.

cómo superar la agorafobia

Experiencias negativas que implican elevados niveles de pánico

También resultaron ser objeto de este trastorno aquellas personas que en su vida, pasada o presente hayan estado sometidas a vivencias traumáticas que representaron en sus vida un antes y un después. Experiencias como un secuestro, una violación, un robo o algún otro tipo de situación en las que fueron sometidas a elevados niveles de miedo por estar en un peligro real que les afectó su capacidad de percepción real y alteró su capacidad de control y de manejo de la ansiedad.

Cuáles son los miedos a los que se enfrenta un agorafóbico

Detectar los miedos a los que se enfrentan los agorafóbicos nos puede ayudar  a entender y encontrar la agorafobia solución vencerlos pues con razonamientos lógicos se pueden desarmar rápidamente los argumentos de que estos temores nos impulsan a creer.

Las personas que padecen de agorafobia sienten temor de:

Sufrir un infarto, No tener ayuda en caso de necesitarla, Desmayarse, Caerse, desequilibrarse, volverse locos, morir, hacer el ridículo, entre otros muchos.