Saltar al contenido

Cómo superar la adicción a las redes sociales

El ser humano es la suma de un conjunto de complejos procesos físicos y mentales, los cuales cuando adquieren una condición de equilibrio proporcionan una sensación de bienestar generalizado. Producto del desarrollo de actividades y de la interacción con el medio y terceros, una persona puede sufrir alteración en esas condiciones, hasta el punto de generar una adicción a las redes sociales a esto podríamos llamarlo desestabilización, y cuando sucede, una sensación de vacío, angustia y tristeza puede propagarse.

El cambio experimentado no necesariamente tiene que tener características negativas, el simple hecho de la ocurrencia de una alteración en las condiciones habituales puede desencadenar en un conjunto de reacciones que podrían calificarse como desagradables.

Ante estas circunstancias, el ser humano puede buscar apoyo en elementos que representan una especie de “bastón” al cual se aferra con fuerza por la sensación de seguridad que le representan. Con el paso del tiempo, ese elemento externo puede pasar a formar parte del equilibrio físico y mental del cuerpo, convirtiéndose en una adicción.

Una adicción está constituida por la creación de una necesidad obsesiva hacia ciertas sustancias, objetos, personas o actividades; esta supone un mecanismo de evasión que permite postergar el afrontar o dar solución a situaciones de carácter interno o externo que nos generan conflictos.

Situaciones que promueven el desarrollo de una adicción

Cualquier situación de estrés generalizado o que despierte conflictos internos en una persona puede inducir el desarrollo de una adicción. Es natural que ante situaciones que nos causan conflictos busquemos mecanismos de evasión, la cuestión es que, si no afrontamos la situación, el problema nunca desaparecerá y se convertirá en una especie de espectro acosador, por lo que la adicción desarrollada se incrementará cada día, razón por la que constantemente necesitaremos del acceso a el estímulo que nos genera bienestar.

Una de las características de una adicción es que con el paso del tiempo el estímulo producido por la sustancia, actividad o persona con la que hemos desarrollado la dependencia, se hace más débil. Por ello es necesario aumentar la repetición del estímulo, porque cada día será menos efectivo. Por otra parte, el problema tiene la cualidad de hacerse más fuerte, y de despertar sensaciones más desagradables en la medida que pasa el tiempo.

Entre las múltiples circunstancias que promueven la creación de adicciones en el ser humano podemos nombrar:

  • Conflictos en la adolescencia:

Todos sabemos que esta es una etapa de cambios profundos y difíciles de asimilar, es en ella donde sentamos las bases de lo que será nuestra personalidad adulta. En medio de estos estados de confusión se puede desarrollar dependencia hacia elementos de evasión, y el alcance de sensaciones placenteras gracias a ellos nos puede atrapar en un círculo vicioso.

  • Rupturas amorosas:

Todos sabemos que los temas del corazón pueden causar conflictos duros de sobrellevar, la amargura, el dolor y el resentimiento que resulta de una situación de ruptura son los peores consejeros, y la desesperación puede llevar a la búsqueda de mecanismos de evasión.

  • Muerte de un ser querido:

Hay personas que tocan profundamente nuestro corazón, y su partida nos deja una sensación dura de superar. Afrontar el dolor es un acto de valentía, y la mayoría de las veces, nos negamos a hacerlo, ya que en estos casos sentir el dolor significa aceptar que aquella persona que amamos no volverá.

  • Problemas laborales:

La frustración ocasionada por un ambiente laboral agresivo puede despertar desazón. Existen personas que no se sienten valoradas en sus puestos de trabajo, y que consideran que están estancados en actividades repetitivas que nos les reportan satisfacciones personales.

  • Depresión:

Si estás pasando por un conflicto profundo que está afectando tu percepción del mundo, entonces debes buscar solventar el problema por medios sanos que te permitan resolver la situación, en lugar de atraparte en un conflicto superior.

Si estás pasando una etapa de transición, es importante que evites eludir los problemas utilizando elementos de dependencia. Si determinas que estás desarrollando una actitud compulsiva, entonces detente un poco, vale más pagar el pequeño precio que supone el atacar el problema desde la raíz a generar una adicción que en lo sucesivo te traerá complicaciones.

Señales de que has desarrollado una adicción

No siempre es sencillo darse cuenta de que nuestras actitudes frente a determinadas sustancias, personas o actividades han adquirido un tinte adictivo. Por lo general buscaremos creer que estamos en dominio de la situación, sin embargo, si evalúas estas señales en ti, lo más probable es que estés experimentando una adicción:

  • Tu vida gira en torno a una persona, sustancia o actividad.
  • Muestras irritabilidad cuando no puedes acceder a ello.
  • Te has aislado de tus amigos.
  • Cuando se te presenta una contradicción recurres a esta dependencia.
  • Te sientes desmotivado a la hora de ejecutar tus actividades.
  • Sientes que te desenvuelves como autómata.

¿Cómo superar una adicción?

Las situaciones de dependencia, ofrecen sensaciones de bienestar pasajero. Si, en primer lugar, pensarás que estás seguro al recurrir a ellas, pero en el fondo estas son bastante superficiales, lo que quiere decir, que en el momento en que somos sometidos a ellas, experimentaremos una sensación agradable, que irá mermando poco a poco, por lo que debemos recurrir al estímulo una y otra vez.

La evasión no ofrece una solución eficaz al problema, aunque no lo creas, el problema no se desvanecerá con el paso del tiempo, si no que ganará mayor poder sobre ti al verse alimentado por el miedo. Si has detectado que tus acciones evasivas te han conducido a un punto de adicción, y deseas saber como reducir la adicción a las redes sociales, entonces te facilitaremos los siguientes tratamientos para la adicción a las redes sociales a fin de que puedas dar con propuestas de solución para la adicción a las redes sociales:

  • Admítelo, tienes una adicción

El primer paso es reconocer que tenemos un problema, aunque no lo creas, se dice fácil, pero otro tema es admitirlo. La mayoría de las veces las personas desarrollan un mecanismo de defensa de aquello que consideran, les permite mantener la cordura, por lo que tienden a negar con vehemencia que en efecto han desarrollado una adicción respecto a alguna persona, actividad o cosa.

Si has identificado todas las señales de que eres adicto, adelante, sólo dilo “soy adicto” no lo tienes que admitir a nadie más que a ti. Acepta que has desarrollado una adicción y que esto es un problema para la tu vida.

Si sientes desolación, es normal, y es probable que te sientas perdido y no sepas resolver la situación y quizá nunca te hayas planteado con anterioridad cómo superar la adicción a las redes sociales; sin embargo, celebra esta pequeña victoria, admitirlo representa un gran avance en tu camino a dejar de lado esa dependencia.

  • Haz una lista de razones

Uno de los efectos más desagradables que podéis experimentar cuando intentas dejar de lado una acción destructiva es el síndrome de abstinencia. En primera instancia tu propósito de avanzar se verá alimentado por la convicción con que admitiste que tenías un problema, sin embargo, en la medida que vas avanzando, la fuerza de tu determinación a ejecutar un cambio se verá atacada por el síndrome de abstinencia.

Sentirás vacío, miedo y te verás tentado a reincidir; por ello es recomendable, antes de ser atacado por los efectos de este síndrome, que prepares una especie de recordatorio que te deje en claro por qué te decidiste a dejarlo atrás. Escribe en primer lugar lo que te hizo sentir la dependencia, las limitaciones que te trajo y los problemas que representa para ti ser adicto.

También puedes hacer un listado de lo que quieres lograr, ve más allá de las limitaciones de tu actual condición y escribe todo lo que podrías hacer si no fueras adicto. Pon estas listas en un lugar visible, y antes de iniciar tu día léelas, mantente motivado, trae a tu mente recuerdos y visiones poderosas que te permitan sobrellevar el síndrome de abstinencia.

  • Lee historias de éxito

En toda lucha, nos veremos sometidos a pruebas que pondrán en tela juicio nuestra determinación. Es por ello que debemos alimentar el propósito, y crear un ambiente en nuestra mente de optimismo.

Una de las técnicas preferidas por muchas personas en medio de la lucha por un cambio, es la de leer testimonios de éxito. Saber que otras personas, en esta condición, lograron superarse te ayudará a elevar el ánimo y mantendrá en tu pecho la firme certeza de que es posible. Si otras personas lo hicieron, entonces tu también.

  • Determina la razón de tu adicción

En algún momento debíamos pasar por el trago amargo de enfrentarnos a nosotros mismos, y a aquello que decidimos evadir creando una dependencia. Si tu mente ha bloqueado el evento, debes iniciar un camino de autoconocimiento, enfrenta el dolor, define la causa de tu alteración.

En primer lugar, cuando se destapan todas esas sensaciones que han quedado almacenadas en tu interior y silenciadas por la exposición al estímulo que generó dependencia, nuestra reacción puede ser la de cerrarle la puerta, nadie quiere sentir dolor, sin embargo, es necesario. Enfréntate a ello, cuando lo hagas, la adicción adicción a las redes socialesperderá poder sobre ti, porque ya no tienes nada oculto en tu interior que requiera de la anestesia de una dependencia.

  • Desarrolla proyectos

¿Qué quieres lograr en tu vida? Concéntrate en el desarrollo de nuevos proyectos que resulten beneficiosos en tu propósito, ejecuta acciones que te lleven a evolucionar. Si alcanzas una sensación de realización y te mantienes bajo la influencia positiva del optimismo, difícilmente volverás a caer en relaciones dependientes con sustancias o cosas.

Si andas en el camino del éxito, es poco probable que caigas en un camino que no te resulte beneficioso.

  • Visualización creativa

Si deseas saber como evitar el uso excesivo de las redes sociales, debes tener en cuenta este paso: mírate a ti mismo feliz y próspero, visualiza como sales de esta etapa. Aunque no lo creas, tu mente es una estructura poderosa capaz de orquestar cambios extraordinarios.

Muchas personas la han definido con el computador centrar que controla las funciones del organismo. Actualmente, gracias a la popularización de las tendencias de “nueva era”, se ha logrado hacer extensivo al mundo el poder que la mente tiene sobre el cuerpo; esto quiere decir que a través de nuestros pensamientos podemos transformar lo que sucede en nuestra vida.

Para llevar a cabo los ejercicios de visualización creativa, debemos ir a lugar donde no estemos sometidos a perturbaciones (puede ser tu cuarto, un jardín o algún lugar donde puedas aislar las interrupciones.

Para ayudarte a poner la imagen en tu cabeza, escribe el propósito que te has planteado, y los cambios que deseas operar en tu vida. Una vez hecho esto, cierra los ojos, y dibuja en tu mente un espacio que te llene de paz, puedes representar un bosque, una playa o un lugar cerrado, siente que estás seguro ahí, nada puede dañarte.

En la medida que la imagen gane fuerza, mírate a ti mismo feliz y sano, manifiesta todas esas cosas que te propusiste y lograste, y llénate de la certeza de que eres capaz de alcanzar los objetivos que te propongas.

Si en la ejecución del ejercicio acuden imágenes negativas a tu mente, no te angusties, es normal, recuerda que estás abandonando una adicción y que tu organismo reaccionará a ello.

Repite el ejercicio todos los días, esto te permitirá desarrollar confianza en el proceso de cambio que estás viviendo.

  • Acude a un especialista

Es importante que, en forma paralela a tu trabajo interno, solicites el apoyo de un especialista que te permita dar fuerza a tu determinación de dejar de lado la adicción. Cuando buscas apoyo profesional le das fuerza a tu lucha, esta persona se convertirá en una especie de mentor a la que puedes acudir en casos de dudas.

  • Busca apoyo

Compartir lo que vives puede ser determinante para cerrar el ciclo de tu adicción. Existen grupos de apoyo a los que puedes acudir, y si esto no va contigo, puedes identificar personas del entorno con tu mismo problema, y trabajar juntos para salir del agujero.

El trabajo de equipo permite distribuir las cargas en forma equitativa, adicional a esto, el realizar compromisos frente a terceros dificultará que reincidamos en la adicción, puesto que nos sentiremos en la obligación de estar a la altura frente a estas personas.

cómo superar la adicción a las redes sociales

Cómo superar la adicción a las redes sociales

Si, leíste bien. La adicción a las redes sociales ha despertado controversia en los últimos tiempos. Aunque quizás lo tomes a modo de chiste, pero piénsalo con detenimiento. Y es común en muchas personas, el vivir falsas realidades, y una red social promueve eso. Mostramos los felices que somos a través de fotos y estados cargados de emotividad, y, sin embargo, no somos capaces de sentir un poco de genuina alegría en el mundo real.

Adicional a esto, las redes promueven nuestras fobias a enfrentar el mundo externo, ya que nos acostumbramos a relacionarnos con las personas y las realidades a través de un celular.

Si lo piensas, ya no te parecerá tan descabellado, las redes sociales simplifican las relaciones interpersonales mediante la implementación de formatos pre-establecidos.

Es mucho más sencillo manifestar los sentimientos con emojis de por medio, que pararte frente a la persona y manifestárselo a la cara. Disfrutar de un día soleado parece más agradable si logramos miles de “likes” y votos aprobatorios sobre nuestra publicación.

Si el teléfono móvil se ha vuelto un apéndice de ti, y vives sumido en un mundo virtual, viviendo tus experiencias a través de redes sociales, entonces sí, has desarrollado una adicción a las redes sociales que puede convertirse en un foco de depresión y vacío.

Muy pocas personas se han atrevido a poner en palabras los efectos negativos del uso de redes sociales, sin embargo, varias personas que han adquirido el tinte de “celebridad” gracias al contenido de sus redes sociales, han manifestado la presión que representa el tener que mostrarse siempre perfectos ante la cámara, su vida se convierte en la suma de contenidos y la opinión de la comunidad de seguidores se constituye en una espada de Damocles.

¿Cómo supero mi adicción al WhatsApp?

Siguiendo la línea de las adicciones a los medios sociales, tenemos los casos de personas que se han vuelto adictas al WhatsApp. Esta aplicación te permite entablar chats a tiempo real con diversas personas en cualquier lugar del mundo.

Establecemos un vínculo de carácter virtual, el cual está marcado por el intercambio de vídeos, noticias, entre otros. Nos acostumbramos a interactuar de esta manera, lo que nos despierta una especie de inadecuación en relaciones sociales reales, e incluso hace que la adicción a las redes sociales sea un problema de gravedad a posteriori ya que crea un estado de dependencia perenne entre el afectado y el objeto en cuestión.

Para limitar tu adicción a WhatsApp, debes limitar tu acceso, prueba con apagar de vez en cuando la conexión de tus datos o red wi-fi, intenta disfrutar un poco a tiempo real, si estás en una reunión de amigos no te pierdas en miles de conversaciones, o revisando los estados que han subido tus contactos.

Te darás cuenta de que aunque este medio es una herramienta poderosa que acorta la distancia entre las personas, su uso excesivo trae una sensación de vacío y aislamiento, provocando así una fuerte adicción a las redes sociales.